Prigó del Rey

Situado a unos 2 Km. del pueblo de Alcalá de Xivert, por el camino asfaltado que sale por la derecha de la C/ Barón de Alcahalí, nos encontramos con un monolito formado por una esbelta espiga de cuatro caras en forma de pirámide truncada, apoyada sobre una base o pedestal también cuadrado.

Tiene una altura total de 4,30 m., y hacia el tercio superior de ella hay una cartela en cada cara con una inscripción. Se levantó en el mismo lugar en el que Carlos IV, rey de España, se apostó durante una cacería organizada en su honor a raíz de una visita que el monarca realizó con su esposa e hijos a la villa el 22 y 23 de noviembre de 1802, en el trascurso de su traslado desde Valencia a Barcelona para asistir a las bodas del príncipe D. Fernando con la infanta de Nápoles, Dª María Antonia, y de la infanta de España con el príncipe de las dos Sicilias. Acompañaba al rey D. Manuel Godoy (Príncipe de la Paz, Capitán General de los ejércitos y Almirante de la Marina Española). Posteriormente se comentaba que su majestad hizo honor a su fama de buen cazador y que abatió en cuatro tiros a tres perdices y a una liebre.